2005-07-07

respecto a los atentados

La maldad y la guerra y los atentados y la violencia han existido siempre y siempre IGUAL, y así va a seguir. La cosa es que antes no nos enterábamos de lo que pasaba en Ingalterra (y debe haber sido mejor, porque que CARGA saber todas las cagadas que se hacen por todo el mundo), y si la solución que se propone es exterminar a Bush o a Blair estaríamos cayendo en lo mismo, mejor ya basta con eso de matarnos.
Además yo no siento la más mínima responsabilidad porque esos tipos tengan tanto poder y lo usen tan desastrosamente. Realmente es imposible que logremos parar LA GUERRA. Le he llegado a tener verdadera tirria a eso de la conciencia social; es mucho eso de tener que cargar, además, con la conciencia de todo un planeta, no sé a quién se le ocurrió... ¡maldita globalización!

2 Comentarios:

En julio 08, 2005 9:52 a. m., Blogger Marlon escribió...

¿"Basta con eso de matarnos"?, ¿"maldita globalización"?

La vehemencia de este comentario de Verónica (si fue de ella) es tan fuerte como insuficiente. Me causa gracia, más bien, que alguien se deje sorprender por lo que ocurre en este extraño y natural planeta: Bush, Al Qaeda, noticias de CNN, noticieros, radiodifusoras y periódicos nacionales que se empeñan en instituirse necio eco de los medios comunicativos internacionales. Así son las cosas, y si no nos agrada pues no asistamos a su discurso y listo. Si la gente “terrorista” necesita matar, que lo haga; no somos dueños de ninguna vida, menos de “la nuestra”, la muerte es el único fin de este engaño tan fino de la vida. En lugar de herir nuestros confusos sentimientos al ver imágenes mediocres (de CNN) de un rojo bus-de-dos-pisos fulminado por el juguete de algún niño Al Qaeda, mejor, divirtámonos disfrutando de nuestro tranquilo medio en el que máximo se botan presidentes y se ganan partidos de fútbol a Brasil. Si tanto nos atrae y conduele el accidente inglés, podríamos dejar de asustarnos de treinta y tantos muertos en Londres y, en nombre de nuestro fanático espíritu noticioso, averigüemos lo que ocurre aquí, en las calles de Quito, de Guayaquil. Revisemos el buen “Extra” y entendamos qué manos asesinas conducen el puñal de la delincuencia; acá no hay terroristas, guerrilleros, acá sólo hay personas privadas de educación, alimentación, salud, limpia información noticiosa; pero lo de acá poco importa a CNN, ni a nosotros, y es está bien que así sea. El terrorismo no atacó a emblemas londineses, atacó al emblema de la Ignorancia y la Ingenuidad de la “Opinión Pública”. El suicidio, acto siempre honesto, consiste en anularse voluntariamente. La tarea de las personas que diseñan bombas nucleares, gases tóxicos, armas caseras, las que fabrican cocacolas, tabacos, condones, las que lo consumen, las personas que colocaron aquellas bombas, todas juntas, ¿acaso no son una forma del suicidio de la humanidad?

 
En julio 08, 2005 5:28 p. m., Blogger adry escribió...

Estoy de acuerdo con los comentarios de Verito y Marlón. Por un lado, es cierto que siempre hemos vivido tiempos de violencia en todo el mundo pero creo que debemos dejar de preocuparnos tanto por lo que sucede en otros países, y más por el nuestro porque si bien no tenemos terroristas, ni atentados (porque para las potencias no representamos problemas) tenemos una base de manta que, para mí, es sinónimo de violencia y por qué nadie se preocupa o admira tanto de esto? ¿Acaso estamos acostumbrados? La respuesta que yo encuentro a esto es que cuando el drama no nos involucra de forma directa sufrimos de quemeimportismo o sólo sentimos lastima (el peor sentimiento)

Paradójicamente, prefiero mantenerme al margen de estas violentas situaciones y no es que sea indolente ni tenga conciencia, simplemente no veo la soluciòn en mis manos. Aunque el silencio y la pasividad puedan convertirme en complice de la mediocridad y crueles asesinatos, no me siento culpable porque como dice Marlón nadie es dueño ni de su propia vida. Y por esa razón encuentro una contradicción en "justificar" que los terroristas maten si lo necesitan, porque es su problema si se suicidan (no estoy encontra) pero no tienen derecho de disponer de la de los demás. Pues si para mi es inútil para otro tal vez no y eso debo respetar.

Sólo queda por saber cuanto tiempo dura y cuan sincero es el sufrimiento de quienes se conmueven.

 

Publicar un comentario

<< Inicio